Insomnio

Momentos en que una no puede dormir

Pues resulta, que como una de muchas noches (pero he de admitir que es la primera en mucho tiempo) han tocado las 4 a.m. y no consigo reconciliar el sueño.

Quizás es por preocupación, quizás es porque no me permitía ir a dormir sin estrenar entrada.

Si es por preocupación, lo resumo: el dinero. ¿Demasiado resumido, quizás?

En ese caso, démosle algo de chicha.

El dinero no es para ni por mí. Tengo todo lo que necesito (gracias a Buda, paso de Dios, al menos sé que apariencia tiene ese “señor gordito”). El dinero es por mi pareja. Está resfriado, con fiebre, a saber si vuelve a tener migraña. Y ahí dándolo todo como machaca en la Disco donde trabaja. Y pongo Disco, porque no diré el nombre. En fin, que mi señor novio, mientras aguanta el tipo en la puerta recibe un asalto tras otro de todos los síntomas del resfriado en su ring interno, sea a ser, su body.

Yo no sé vosotros, pero yo con fiebre, pido la baja y tomar por… a tomar aire. (Risas)

Que un dinerillo extra siempre va benne, pero lo primero es lo primero, y en este caso, debería de tener prioridad la salud.

En fin. Mientras llegue sano y salvo a casa, y no acabe en Girona, yo estoy contenta.

Al fin y al cabo, si la mula tira al norte… ponte de espaldas al sur.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s